Newsletter Nº 5 – JUNIO 2020

//Newsletter Nº 5 – JUNIO 2020

Newsletter Nº 5 – JUNIO 2020

MI VIAJE A EUROPA

 

Me llamo Aboubacar Sidiki Kake, soy de Guinea Conakry, llevo 4 años fuera de mi país y  3 años en España.

Después de 10 años de estudios en la primaria y secundaria y 6 años de prácticas, un día tomé la decisión de irme fuera del país porque estaba ahí sin hacer nada y perdiendo el tiempo ,lo mejor era ir a buscarme la vida como tantas otras personas.

Una madrugada cogí una mochila ,dos pantalones, dos camisetas más el conjunto que llevaba y tomé el camino sin destino exacto.

Cogí un taxi que me llevó hasta Malia, llegamos el día siguiente por la tarde, todos los que viajaron conmigo tenían a alguien que les esperaba para recogerlos, excepto yo,  entonces me quedé solo en la estación sin saber dónde ir, sin saber si tenía que subir o bajar y tuve que pasar la noche donde me dejó el coche, por la mañana dando vueltas conocí a un chico de mi país que me contó que quería ir a Libia porque se efectuaban cruzadas en el mar para llegar a Europa.

Pasamos todo ese día ya que era festivo y no había trabajo, el día siguiente subimos en un bus de transporte público rumbo hacia Níger, fue uno de los momentos más difíciles de mi viaje, atravesar Burkina Faso, muy duro e injusto por parte de la autoridades.

Cada municipio tenía tres controles de entrada y salida, en cada uno te pedían dinero, no les importaba que tuviéramos documentos que nos identificaran, fui pagando dinero hasta llegar a Níger , al llegar allí ya no me quedaba y tuve que quedarme durante tres meses trabajando en campos de construcciones de infraestructuras como ayudante de albañil,e ir ahorrando poco a poco para poder seguir el viaje, a los tres meses cambié de rumbo, en vez de ir a Libia decidí ir por Argelia, ya que me había enterado que hubo un naufragio de una patera y murieron 200 personas.

No hay ninguna cooperación entre Niger y Argelia, es decir las fronteras están cerradas igual que entre Argelia y Marruecos, es decir , que para entrar en el país hay que acudir a los mafiosos que en muchos de los casos no llevan a cabo lo acordado.Nos llevaron hasta un  punto en medio de la nada del desierto y nos dijeron que no les quedaba gasolina que teníamos que bajar y esperar allí,  ellos iban a ir buscar más gasolina y volverían de nuevo ( se fueron y nunca volvieron a por nosotros) minutos u horas después llegó una furgoneta con gente armada y nos quitaron todo lo que teníamos nuestro dinero, comida , vestimentas… nos quedamos en el mismo sitio hasta la noche ya que no sabíamos dónde ir.

Cuando llegó la noche vimos unas luces muy lejos de nosotros y empezamos a caminar hacia ellas desde las 8 de la noche hasta las 6 de la madrugada , caminamos casi 45 km ,llegamos a un pueblo que se llamaba  In guezzam y nos acogió un señor mayor que nos ofreció ducharnos y descansar , mientras llamó a unos de sus contactos que compraba a  subsaharianos para esclavizarlos, ese contacto vino a buscarnos con el pretexto de ayudarnos a avanzar más adelante, nos llevó a otro pueblo que se llamaba Tamanrasset, a una finca muy apartada de la ciudad con unos hombres armados en  la puerta, también vimos muchos chicos de color encerrados allí dentro, les obligaban a trabajar en el campo que el señor.

Allí tenía dos compañeros míos y acordamos un plan para fugarnos, por la noche sobre las 2 de la madrugada saltamos la pared de detrás de la finca y fuimos corriendo hasta la ciudad.

Al llegar pensamos en  ir a la policía para declarar pero otros chicos que habían pasado por lo mismo nos dijeron que no hacía falta ya que íbamos a meternos en mas líos porque un extranjero no tiene derecho a quejarse sobre un ciudadano argelino , por el  contrario, la policía te lleva hasta la frontera en el desierto y te dejan allí tirado, por lo que nos olvidamos de la situación … después de tres meses trabajando y ahorrando acudimos a los mafiosos para ir a la capital porque en los transportes públicos está prohibido que viajen los (negros),así nos llaman, también está prohibido a los ciudadanos llevarnos, ya que si lo hacen son condenados a 2 años de cárcel  más una multa.

Después de unas horas de viaje nos paró un grupo de policía y se llevaron a los mafiosos a la cárcel y a nosotros nos llevaron de vuelta hasta el pueblo donde estábamos, quitándonos todo lo que teníamos como nuestro dinero  y diciéndonos que solo podíamos estar en el  pueblo que teníamos prohibido ir a la capital.

Al día siguiente vendimos nuestros móviles y acudimos a otros mafiosos para intentar de nuevo continuar con nuestro viaje, ellos nos dijeron que no podían llevarnos hasta la capital pero que tenían un contacto en un pueblo que podía llevarnos; llegamos a casa de ese contacto y nos quedamos hasta la noche , éste nos llevó hasta un cierto punto y nos tiró en el  desierto a 140 km del siguiente pueblo, la suerte para nosotros fue que era por la noche, así que empezamos a andar hasta el día siguiente a las 12h de la mañana,  paramos un momento porque no nos quedaba fuerza, unos minutos después llegó un  civil con su cargamento de comida se pararon y nos ofrecieron mucha comida y luego se fueron , nosotros comimos, descansamos y cogimos fuerzas para seguir caminando hasta que  llegamos por la tarde al pueblo; yo me puse enfermo por caminar mucho y nos quedamos allí durante una semana hasta que me recuperé, de ahí fuimos a una ciudad en taxi y luego subimos en bus para llegar a la capital.

En la capital estuve tres meses trabajando como ayudante de albañil con un compañero que conocí allí , después de ahorrar un poco de dinero decidimos cruzar la frontera para llegar a Marruecos, viajamos por la frontera y una vez allí nos sumamos a un grupo que llevaba dos semanas intentando cruzar pero sin éxito porque la Guardia civil marroquí les impedía el paso, lo estuvimos intentando seis días , al séptimo tuvimos éxito, entramos y fuimos corriendo hasta el primer pueblo llamado Uzda y nos escondimos hasta la noche porque la policía nos estaba buscando; luego fuimos a la estación de trenes y compramos billetes para Casablanca, llegamos el día siguiente por la mañana y el mismo día por la tarde mi compañero y yo fuimos a la frontera de Marruecos y Ceuta , estuvimos un mes y dos semanas con un grupo de setecientas personas que estaban allí con el único objeto de entrar en España, hicimos tres intentos y en cada intento la gente se rompía las piernas, los brazos o se abría la cabeza por los golpes que nos propinaba la guardia civil marroquí.

Al tercer intento sin éxito volví directamente a la ciudad porque estaba cansado y no me quedaba comida, al ir a la frontera tienes que ir con comida suficiente para no tener que moverte constantemente y cruzarte con la policía o la guardia civil; después de dos semanas de descanso volví otra vez a la frontera para reunirme con otro grupo, tres días después intentamos entrar y lo conseguimos, éramos trescientas personas, pero solo entramos ciento ochenta siete, nos recogió la policía y nos llevó al centro de estancia temporal de inmigrantes ( C.E.T.I ) de Ceuta, pasada una semana nos apuntaron a un  curso de castellano del centro,  como yo sabía que me iba a quedar en España y que las clases que estaba tomando no eran suficientes, me apunté a dos cursos diferentes fuera del centro,  iba a tres clases al día, aprendí muy rápido y  a los tres meses ya había empezado a hablar el idioma un poco, empecé a hacer el voluntario para dos fundaciones diferentes y no paraba en todo el día, me gustaba porque me sentía útil, tres meses después me enviaron a Cádiz con 22 chicos más a un centro de acogida de Accem ,al cabo de dos semanas de estancia,  Accem me mandó a Barcelona.

Empecé por apuntarme a un curso de castellano y luego conocí a una fundación llamada BarcelonActua donde también tomaba clases de castellano y luego empecé a hacer el voluntariado con ellos, repartiendo comida a la gente sin techo y participando en otras actividades de la misma fundación, al final de mi contrato con el centro de acogida conocí la fundación Street Soccer Barcelona donde hasta hoy voy a jugar al fútbol y  sobre todo a pasar momentos especiales.

Me mude a otro centro en Santa Perpetua de la Mogoda , pero durante un año y dos meses iba a diario a Barcelona ya que tenía mis actividades, a todos mi amigos y a todas las personas maravillosas que me rodean, esas personas que me apoyaron, que me apoyan y que siguen apoyándome en  esos años difíciles que viví hasta que me mude otra vez a Barcelona el año pasado y empecé a dar charlas en diferentes escuelas de la ciudad durante el año escolar y participando en una liga de las escuelas de Barcelona con el equipo de Street Soccer Barcelona.

Hoy en día hablo cuatro idiomas: Francés, un poco de castellano, Catalán e inglés y tengo algunas formaciones laborales que me permiten conseguir pequeños trabajos que me ayudan a sobrellevar el tiempo y mandar algo de dinero a mi familia de vez en cuando.

Gracias a las buenas personas ya he cumplido tres años aquí y tengo todos los requisitos para regularizarme,  lo único que me falta es una oferta de trabajo que no es nada fácil si uno no tiene la documentación en regla, lo que hago es hablar con mis conocidos y contactos para ver si me puede salir algún trabajo,  eso sería lo bueno para mí porque este fin año se acaba la ayuda que me ofrece la fundación que me ha acogido desde hace dos años y sólo espero encontrar un trabajo antes.

By |2020-10-01T09:46:45+00:00octubre 1st, 2020|Sin categoría|0 Comments

About the Author:

Leave A Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies